Publicidad

Propone el CGE transparencia en la UPR para superar la crisis que afectaría a estudiantes

Protestaraán en la UPR

Protestaraán en la UPR - Univision Puerto Rico

Miguel Muñoz prevalece en la presidencia de la UPR

VIDEO:  Miguel Muñoz prevalece en su puesto - Univision Puerto Rico

Ver videos
“No Renuncio” dice el presidente de la UPR

VIDEO:  “No Renuncio” dice el presidente de la UPR - Univision Puerto Rico

Ver videos
Mega investigación por fraude a la UPR

VIDEO:  Mega investigación por fraude a la UPR - Univision Puerto Rico

Ver videos
Víctima de fraude la UPR

VIDEO:  Víctima de fraude la UPR - Univision Puerto Rico

Ver videos

El Consejo General de Estudiantes (CGE) planteó como una necesidad imperante la renuncia del presidente Miguel A. Muñoz y de los integrantes de la Junta de Síndicos para alcanzar su transparencia y democratización de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y evitar su colapso económico en perjuicio de más de 40 mil alumnos.

El CGE rechazó, a la vez, lo que llamó “retórica vacía” del gobernador Alejandro García Padilla y de los líderes de la Cámara y el Senado respecto a la autonomía universitaria, la que consideran inexistente en la práctica por el control político-partidista de los organismos rectores de la UPR.

El ente estudiantil del campus de Río Piedras consideró que los allanamientos realizados por agentes federales y los requerimientos de la Oficina del Inspector General de la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF, siglas en inglés) constituyen prueba contundente de sus afirmaciones en torno a la dimisión de los altos cargos de la UPR.

“Es una necesidad imperante para el futuro de la educación superior en nuestro país, para la supervivencia de la institución y para todos los proyectos culturales, educativos, sociales y de investigación que se gestan desde los once recintos que componen a nuestra alma mater”, según los dirigentes estudiantiles.

El CGE aclaró que, además de la NSF, también han requerido información a la presidencia de la UPR entidades federales como el Instituto Nacional de la Salud (NIH), el Departamento de Justicia, el Departamento de Salud, el Departamento de Agricultura (USDA), el Departamento de Energía, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA).

“Los requerimientos de información sobre los proyectos de estas agencias y el incumplimiento con la normativa federal, coloca a la Universidad frente a un riesgo real de perder todos los fondos que provienen de las Becas Pell y que reciben la mayoría de los estudiantes con dificultades económicas de la UPR”, afirmaron los dirigentes estudiantiles en conferencia de prensa.

Según el CGE de encontrarse irregularidades en la información solicitada por las autoridades federales en lo que al manejo administrativo de las Becas Pell, más de 40,000 estudiantes puertorriqueños podrían quedarse sin una fuente de ingresos para financiar sus estudios.

Destacó, además, que el 75 por ciento de las investigaciones que realiza el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) podrían afectarse si el Instituto Nacional de la Salud (NIH) federal encuentra irregularidades, lo que troncharía las oportunidades de futuras generaciones de médicos y la investigación científica en el país.

El CGE considera que, más allá de que el presidente Muñoz “ha sido negligente en su gestión... y que ha encubierto las irregularidades en el afán de proteger a unos investigadores con vínculos al Partido Nuevo Progresista, también debemos señalar que la responsabilidad es compartida”.

El organismo estudiantil acusó a nueve miembros de la Junta de Síndicos de “ser cómplices de la incompetencia y de la posible malversación de fondos de investigación ya que, aún teniendo información que justificaba la destitución” de Muñoz, votaron en contra a la moción presentada por el síndico estudiantil Christopher Torres Lugo.

“Los síndicos Luis Berrios Amadeo, Felipe Carro Rivera, Aida Ávalo de Sánchez, Norman Maldonado Simón, Carlos Vivoni Nazario, Agustín Cabrer Roig, Carmen Vega Fournier, Cesar Barreto Bosques y Aura González Ríos con sus acciones establecieron claramente que están dispuestos a permitir el colapso de nuestra universidad (al) proteger la mediocridad y encubrir el saqueo de fondos institucionales”, según el CGE, que los acusó de que “responden verdaderamente a los intereses políticos de un grupo en particular”.

Al urgir a la Asamblea Legislativa a tomar acción en la composición de la Junta de Síndicos, el CGE advirtió que no se trata de cambiar “azules por rojos”, en referencia a los dos principales partidos políticos, sino aumentar la representación claustral y estudiantil y que se inicie un proceso de reforma universitaria que surja de la comunidad universitaria. 

 

Publicidad

Publicidad