Puerto Rico y Miami negocian la continuidad del jefe de Policía, Hector Pesquera

Acuerdan extensión temporal

Acuerdan extensión temporal

Acuerdan extensión temporal

El contrato del superintendente de Puerto Rico será extendido temporeramente por el go...

El contrato del superintendente de Puerto Rico será extendido temporeramente por el go...

Temp. Season 2012 | 03/25/13 | 00:37  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Univision Puerto Rico Univision Puerto Rico

Acuerdan extensión temporal

Acuerdan extensión temporal

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
El contrato del superintendente de Puerto Rico será extendido temporeramente por el gobierno actual.
03/25/13 | 00:37 Disponible hasta 03/25/13
Univision Puerto Rico

San Juan - El Gobierno de Puerto Rico negocia con las autoridades de Miami la continuidad de Héctor Pesquera, el jefe de seguridad del Puerto de esta ciudad de Florida que, de forma temporal, está ejerciendo como superintendente de la Policía de la isla caribeña.

Según se detalla, ambas partes ultiman ya los detalles para lograr que Pesquera continúe con su trabajo en Puerto Rico, ya que en lo que va de año se han cometido 30 asesinatos menos que en las mismas fechas de 2012.

El asunto de la permanencia de Pesquera en el cargo que ocupa desde hace un año se ha convertido en los últimos días en portada de los medios locales porque se le atribuye una gran responsabilidad en esa significativa reducción de la criminalidad en Puerto Rico, uno de los grandes problemas que sufre la isla.

Técnicamente Pesquera conserva su puesto como jefe de seguridad del Puerto de Miami, pero desde hace cerca de un año desempeña en Puerto Rico una labor temporal negociada por el exgobernador puertorriqueño Luis Fortuño con las autoridades del condado de Miami-Dade.

Ni el García Padilla ni Pesquera se han pronunciado públicamente sobre este asunto y se han limitado a señalar que continúan las conversaciones.

El Comisionado Residente de Puerto Rico ante el Congreso de Estados Unidos, Pedro Pierluisi, del opositor Partido Nuevo Progresista (PNP), criticó en la emisora WKAQ que todavía no se haya alcanzado un acuerdo sobre la continuidad de Pesquera, que llegó al cargo cuando gobernaba su formación política.

Pierluisi, que reconoció los logros de Pesquera en la lucha contra la criminalidad, dijo que se improvisa en un tema tan importante para Puerto Rico como es la criminalidad, que se ha reducido desde su llegada.

La prensa local destaca que el secretario de Justicia de Puerto Rico, Luis Sánchez Betances, negocia directamente con Miami la permanencia de Pesquera, quien en el pasado también fue jefe del FBI en la isla.

Según lo publicado por diversos medios, Pesquera estaría dispuesto a admitir un recorte en su salario actual, que asciende a 164.000 dólares anuales, una cifra criticada en su momento por entenderse que excede la paga habitual de los jefes de Policía de Puerto Rico.

El exgobernador Luis Fortuño anunció en marzo de 2012 el nombramiento de Pesquera -puertorriqueño de nacimiento- como nuevo número uno de la Policía de la isla caribeña, tras el abandono del cargo de Emilio Díaz Colón.

Pesquera también trabajó en las oficinas del FBI en Tampa, Florida, en las centrales de Washington y en Montevideo, Uruguay, desde donde tuvo responsabilidades regionales en Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.

En febrero de 1998, Pesquera fue designado agente especial a Cargo de la División de Miami, con lo que se convirtió en el primer hispano en ocupar ese cargo desde que la oficina fue establecida en 1924.

La labor de Pesquera al frente de la Policía de Puerto Rico ha sido considerada positiva por muchos sectores de la isla, que desde hace años sufre una ola criminal que le cuesta la vida a una media de diez personas cada fin de semana.

La utilización del Caribe y en especial de Puerto Rico como puerta de entrada de la droga que se dirige al Estados Unidos continental ha elevado la criminalidad en la isla, donde bandas rivales se disputan de forma violenta el control de los puntos de venta de estupefacientes.