Segunda fumata revela humo negro: Aún no hay papa

Segunda fumata: Humo negro, no hay papa

Segunda fumata: Humo negro, no hay papa

Segunda fumata: Humo negro, no hay papa

El padre Carlos Pérez discute lo que representa esta segunda votación y lo que se esp...

El padre Carlos Pérez discute lo que representa esta segunda votación y lo que se esp...

Temp. Season 2012 | 03/13/13 | 08:14  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Univision Puerto Rico Univision Puerto Rico

Segunda fumata: Humo negro, no hay papa

Segunda fumata: Humo negro, no hay papa

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
El padre Carlos Pérez discute lo que representa esta segunda votación y lo que se espera.
03/13/13 | 08:14 Disponible hasta 03/13/13
Univision Puerto Rico

Ciudad del Vaticano - Por segunda ocasión los 115 cardenales se reunieron para votar en un histórico cónclave. Mientras todos esperan saber si hay papa o no, salió el humo negro, indicativo de que no alcanzaron los 77 votos necesarios para elegir al sucesor del trono del apóstol San Pedro en la segunda jornada del cónclave que se desarrolla en la Capilla Sixtina.

La primera votación para elegir papa se realizó el martes y dio resultado negativo y ha sido anunciada al mundo con la "fumata negra", es decir el humo que ha salido por la chimenea de la capilla Sixtina ha sido negro.

La "fumata" negra salió a las 19.42 hora local (18.42 GMT), dos horas y siete minutos después de que se encerraran los 115 cardenales para elegir al sucesor de Benedicto XVI.

El humo negro, muy denso, salió por la chimenea durante un buen rato, para que no quedasen dudas de que era de ese color.

Miles de personas se congregaron en la plaza de San Pedro para seguir el evento en directo, desafiando la lluvia y el frío reinante en Roma.

El humo negro señala que ninguno de los votados logró los dos tercios de los sufragios, como contempla la normativa vaticana para ser elegido papa. Dos tercios en todos los escrutinios.

¿Cómo se elige el  nuevo papa? - Son once pasos específicamente detallados que se deben seguir al pie de la letra. Aquí te los desglosamos: haga clic aquí.

Entre los favoritos se resalta la posibilidad de que el próximo papa sea de raza negra.

El próximo papa necesitará sumar 77 votos de los 115 cardenales electores. Y si nadie se acerca a esa mayoría clara en las primeras rondas, el proceso se repite hasta tanto haya un nuevo líder de la iglesia católica.

El martes los 115 cardenales desfilaron hacia la capilla Sixtina, donde se cantó el himno Veni Creator Spiritus, que significa, ven creador del espíritu, invocando el Espíritu Santo para que les de la capacidad de poder elegir al candidato escogido por Dios para dirigir la iglesia católica en la tierra.

Acto seguido, comienzó el desfile de los 115 cardenales quienes juramentaron mantener en secreto todo lo relacionado con el cónclave en el cual se escogerá el sucesor del papa emérico Benedicto XVI.

Proceso de votación: Cada cardenal sostendrá una papeleta doblada en alto, se acercará al altar y colocará su voto en un platillo antes de volcarlo en una urna oval mientras pronuncia la frase: "Llamo como mi testigo a Cristo Señor, quien será juez de que mi voto será para la persona que, delante de Dios, creo que debe ser elegida".

Si el humo es negro, significará que no hay papa. El humo blanco anunciaría que la Iglesia eligió el pontífice número 266 de la historia. Su nombre sería dado a conocer al mundo en el balcón de la basílica de San Pedro tras la famosa frase en latín "Habemus papam" (Tenemos papa).

 

 

Una vez culminado los actos protocolares, las puertas se cierran y quedan los 115 cardenales incomunicados del mundo y en espera de que el espíritu santo los ilumine para elegir el nuevo papa.

 

 

Los candidatos más sonados:

 

Angelo Scola (Italia, 71 años) . Es arzobispo de Milán, una plataforma para el papado, y es el principal candidato italiano. Experto en moral y bioética, también conoce el Islam como responsable de una fundación para promover el entendimiento entre cristianos y musulmanes. Teológicamente cercano al Papa Benedicto XVI, su oratoria intelectual podría alejar a los cardenales que busquen un comunicador carismático.

Leonardo Sandri (Argentina, 69 años) es una figura "transatlántica", nacido en Buenos Aires de padres italianos. Tuvo el tercer puesto en importancia en el Vaticano como jefe de gabinete entre el 2000 y el 2007. De "manos seguras", suele ser visto como un ideal secretario de Estado, el segundo hombre del Papa, más que como pontífice. Pero carece de experiencia pastoral y su labor en la curia no es una posición de poder en Roma.

Luis Tagle (Filipinas, 55 años) Tiene un carisma que se suele comparar con el del fallecido Juan Pablo II. Ahora arzobispo de Manila, se convirtió en un colaborador estrecho de Benedicto XVI luego de trabajar con él en una comisión teológica del Vaticano. Si bien la creciente estrella de Asia tiene muchos partidarios, solo se convirtió en cardenal en noviembre pasado y los cónclaves son cautos frente a los candidatos jóvenes que podrían tener reinados muy largos.

Marc Ouellet (Canadá, 68 años) Es el jefe de la Congregación de Obispos. Teólogo de la escuela de Ratzinger, alguna vez dijo que convertirse en Papa "sería una pesadilla". Aunque está bien conectado dentro de la curia, la administración central del Vaticano, y en América Latina, el laicismo amplio de su Quebec natal podría resultarle un punto negativo. Incluso sus amigos dicen que no tiene carisma.

Odilo Scherer (Brasil, 63 años) Se ubica como el candidato más fuerte de Latinoamérica, donde vive el 42 por ciento de los católicos de todo el mundo. Arzobispo de Sao Paulo, la mayor diócesis en el país, es conservador en su nación, pero en otras partes resultaría moderado. El rápido crecimiento de las iglesias protestantes en Brasil, que restan fieles al catolicismo, podría perjudicarlo.

Sean O'Malley (Estados Unidos, 68 años) Es el candidato de "manos limpias" si los cardenales convierten a la resolución de la crisis de los abusos sexuales como una prioridad principal. Designado en Boston en el 2003 tras una crisis mayor de abusos allí, vendió propiedades de la arquidiócesis para pagar los daños y cerró iglesias poco utilizadas pese a las protestas. Su calma autoridad y la humildad franciscana podrían contrarrestar los temores sobre un "Papa de una superpotencia".

Timothy Dolan, (EEUU, 62 años) Es el arzobispo de Nueva York y jefe de los obispos estadounidenses, ha convertido a su Iglesia en un jugador esencial del cónclave como nunca antes. Su humor y su dinamismo han impresionado a muchos en el Vaticano, donde suelen faltar esas características, y atrae a los cardenales que quieren un administrador fuerte además de un predicador. Pero algunos se le oponen, temiendo que sea demasiado estricto para racionalizar la curia.