Ariel Castro: "No soy un monstruo"

'Yo no soy un monstruo, solo estoy enfermo': Ariel Castro

'Yo no soy un monstruo': Ariel Castro

'I'm not a monster, I'm just sick'

Ariel Castro tomó la palabra durante la audiencia de sentencia. Dijo que no ea un depr...

Ariel Castro tomó la palabra durante la audiencia de sentencia. Dijo que no ea un depr...

Temp. Season 2013 | 08/01/13 | 00:15  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Noticias Noticias

'Yo no soy un monstruo': Ariel Castro

'I'm not a monster, I'm just sick'

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Ariel Castro tomó la palabra durante la audiencia de sentencia. Dijo que no ea un depredador violento ni un monstruo.
08/01/13 | 00:15 Disponible hasta 08/01/13
ABC News

Washington -  Ariel Castro, quien se ha declarado culpable de violar, maltratar y secuestrar durante una década a tres mujeres de Cleveland (Ohio, EE.UU.), dijo hoy que no es "un monstruo" y que está "enfermo", durante la audiencia en la que se conocerá su sentencia.

"Creo que yo soy también una víctima", sostuvo Castro, de origen puertorriqueño, vestido con un mono naranja y con una prominente barba.

Castro, quien puede ser condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, relató que sufrió abusos sexuales cuando era joven y habló también de su adicción a la pornografía.

"No estoy tratando de poner excusas. Sé que obré mal, pero no soy una persona violenta", indicó.

Castro relató que en la casa en la que mantuvo secuestradas a las tres mujeres había "armonía" y que las acusaciones de abusos sexuales son "falsas", puesto que, según él, "muchas veces" ellas le pidieron tener sexo.

De origen puertorriqueño y exconductor de un autobús escolar, Castro se declaró culpable de 937 cargos de los casi 1.000 que enfrentaba después de que su defensa llegara a un acuerdo con la fiscalía para evitar la pena de muerte y puede ser condenado hoy a cadena perpetua sin opción a libertad condicional.

Las tres víctimas, Michelle Knight, Amanda Berry y Gina DeJesús, fueron secuestradas cuando aún eran menores de edad en los años 2002, 2003 y 2004, y recuperaron la libertad en mayo pasado.

El pasado 6 de mayo, en un descuido de Castro, Berry logró escapar y pedir auxilio a gritos y un vecino, Charles Ramsey, acudió en su rescate y ayudó a la joven a romper la puerta de la casa en la que estaba secuestrada.

Berry dijo a sus rescatadores que en la casa había más personas recluidas contra su voluntad: DeJesús, desaparecida en 2004 con 14 años; Knight, cuyo rastro se perdió en 2002, cuando tenía 20; y su propia hija, de seis años, fruto de los abusos de Castro.