Nueva York ya se reorganiza para enfrentar temporada de huracanes 2013

A seis meses del azote del huracán Sandy

A seis meses del azote del huracán Sandy

A seis meses del azote del huracán Sandy

Cientos de familias siguen sin hogar. Expira programa de ayudas para su alojamiento.

Cientos de familias siguen sin hogar. Expira programa de ayudas para su alojamiento.

Temp. Season 2012 | 04/30/13 | 02:14  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Univision Puerto Rico Univision Puerto Rico

A seis meses del azote del huracán Sandy

A seis meses del azote del huracán Sandy

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Cientos de familias siguen sin hogar. Expira programa de ayudas para su alojamiento.
04/30/13 | 02:14 Disponible hasta 04/30/13
Univision Puerto Rico

Seis meses después del devastador paso del ciclón Sandy en octubre pasado, Nueva York ha comenzado a reorganizar su respuesta frente a catástrofes de cara a la temporada de huracanes 2013, con un nuevo plan de evacuación de la ciudad entre otras medidas.

Los trabajos lanzados se basan en un informe divulgado el viernes por los vicealcaldes Cas Holloway y Linda Gibbs sobre las fallas observadas ante Sandy, que dejó 43 muertos en la ciudad, un apagón general que duró varios días, miles de evacuados y destrozos por miles de millones de dólares.

Si bien Nueva York respondió ante Sandy lo mejor que pudo con "un esfuerzo de evacuación masiva y una rápida recuperación tras al desastre", "se han identificado pasos clave para mejorar la capacidad" de respuesta de la ciudad ante posibles nuevas catástrofes de este tipo, dijo la vicealcaldesa Gibbs.

El informe incluye 59 recomendaciones en diferentes áreas, empezando por la reorganización de los mapas de evacuación de la ciudad.

En vísperas de Sandy, el alcalde Michael Bloomberg había ordenado la evacuación obligatoria de unos 375.000 neoyorquinos de las zonas costeras más bajas de Nueva York.

Si bien muchos acataron la medida, implementada por primera vez en la historia de la ciudad en 2011 con la llegada de la tormenta tropical Irene, "miles de residentes decidieron no abandonar sus hogares", con el saldo de 43 muertos, afirma el informe.

A partir de junio próximo, habrá un nuevo mapa con seis zonas de evacuación (numeradas de 1 a 6, de acuerdo a su cercanía a la costa y su altitud), que debería permitir una mayor flexibilidad y control, y que reemplazará al actual mapa dividido en tres sectores (A, B y C).

Otro gran problema del paso de Sandy fue el corte de suministro eléctrico en vasta áreas de la ciudad durante varios días, con más de un millón de neoyorquinos sin luz durante días, caos de tránsito y transporte público interrumpido.

En ese sentido, el informe insta a "comprar rápidamente" equipamiento para seguridad pública, "desarrollar alternativas para mantener en funcionamiento el alumbrado callejero y los semáforos" y tener listo un plan para acelerar la restauración de la electricidad en grandes complejos habitacionales.

También se pone el acento en mejorar la autonomía energética y los eventuales planes de evacuación de hospitales y residencias de ancianos.

Durante Sandy, cinco hospitales y 30 geriátricos vieron sus servicios comprometidos por la tormenta, y en más de un caso tuvo que recurrirse a una evacuación de emergencia durante la noche en pleno ciclón.

Entre las medidas propuestas se incluye además actualizar y mejorar el plan de refugios para que puedan operar durante un período más extenso y prever alojamiento a mediano plazo para aquéllos que no puedan regresar rápidamente a sus hogares.

También se buscará coordinar mejor la distribución de agua y alimentos.

Las consecuencias de Sandy aún se hacen sentir en diferentes sectores de la ciudad, sobre todo en las zonas costeras de Rockaway Beach (Queens, noreste) y Coney Island (Brooklyn, sudeste).

Hasta la fecha, la ciudad ha ayudado a unas 20.000 familias a regresar a sus hogares, ha distribuido más de 3 millones de comidas y ha retirado unas 700.000 toneladas de escombros y desechos, según el informe.