Publicidad | Vea su anuncio aquí

Celebrando la Navidad Boricua

La navidad de nuestros usuarios

Usuario: Jardín Botanico de Caguas

Pueblo: Caguas

- Univision Puerto Rico

La Navidad en Puerto Rico es una llena de simbolismo religioso y fiestas en familia que combina tradiciones y personajes heredados de Estados Unidos así como varias otras que solo se celebran aquí en la isla.

Entre estos se puede destacar al famoso barrigón de barba blanca, Santa Claus, y el Día de Acción de Gracias que también son muy celebradas en EE.UU. Sin embargo, otras tradiciones como el Día de Reyes y Las Octavitas son festividades muy boricuas y las cuales en la nación norteamericana no se celebran oficialmente. Eso sí, los boricuas y otros hispanos sí lo celebran y recuerdan pero no de la manera en que se hace en PR.

Además de las connotaciones religiosas, la Navidad en la isla es un tiempo para pasarla en familia y amistades, compartir con los seres queridos, festejar mucho; en fin para pasarla bien. Sin embargo, no se debe olvidar que las bases de estas celebraciones son de índole religiosa.

Todo comienza el Día de Acción de Gracias cuando los puertorriqueños se reúnen a comer el tradicional pavo, dar gracias a Dios por las bendiciones que han recibido en el año y a compartir en familia con mucha comida.

Ese es el día predilecto para adornar la casa con luces y todo tipo de figuras alusivas a la época y muchas familias aprovechan la noche de Acción de Gracias para poner y decorar el árbol de Navidad.

 

Fiestas de Navidad

Del 17 al 24 de diciembre tenemos las Misas de Aguinaldo que se celebran entre cinco y seis de la mañana y son acompañadas por villancicos y aguinaldos que incluyen instrumentos típicos como el cuatro, las maracas y las panderetas.

El 24 de diciembre se celebra Noche Buena y usualmente las familias se reúnen para celebrar y en muchas ocasiones si no se verán el día de Navidad, aprovechan para dar regalos a los niños y demás familiares. La iglesia celebra la Misa de Gallo a las 11:30p.m., donde muchas veces se hacen representaciones de escenas religiosas como el pesebre viviente y el nacimiento de Jesús.

Para esta fecha, ya los niños y niñas han visitado a Santa quien usualmente está en los centros comerciales. Igualmente, también le hacen cartas para decirle lo que realmente quieren que les regalen en navidad. Al igual que en Estados Unidos, el día de Navidad es uno de recibir regalos, recordar el nacimiento del niñito Jesús y estar en familia. “Santa Claus” decide si los pequeñitos han sido niños buenos o no y deja bajo el árbol los regalos que tanto deseaban.

Durante el día, las familias visitan a otros parientes donde usualmente los niños reciben más regalos. Religiosamente se celebra el nacimiento del niño Jesús y en muchas familias aún se suele decir que es él quien deja los regalos y no Santa Claus.

 

Celebración de Año Nuevo

El Día de Despedida de Año o Año Viejo se celebra el 31 de diciembre y las familias se reúnen para despedir el año que se va y recibir con los brazos abiertos el nuevo año. Mientras se acerca la media noche, se comienzan a escuchar petardos y demás pirotécnias para hacer ruido y llenar de luces y celebración la noche. Eso sí hay quener mucha precaución con ellos, pues en las calles se venden algunos que no son del todo legal. Por lo que se hace un llamado a la prudencia y responsabilidad.

Esta celebración se da por todo lo alto. Los fuegos artificiales, la música, el vestir un muñeco de viejo el cual se quema a la media noche y otro en pañales como símbolo del año viejo y el año nuevo y las famosas parrandas son algunas de las cosas que se hacen para celebrar este día.

Al cumplirse las 12:00 a.m. todos se abrazan y felicitan por el nuevo año y se pueden escuchar y ver a lo lejos los fuegos artificiales que lanzan las demás familias del país. Los canales televisivos del país hacen grandes celebraciones que la gente sintoniza durante la noche e incluyen programación especial, una gran fiesta con los empleados y los talentos del canal, así como artistas invitados y música en vivo.

Mientras en EE.UU. aquí culmina la navidad, de hecho, muchos hogares ya han echado a la basura el árbol el día después de navidad, en Puerto Rico apenas comienza lo bueno.

 

Fiesta de Reyes

El 6 de enero se celebra el Día de los Reyes Magos donde los niños se levantan para recibir regalos debajo de sus camas, muy parecido al Día de Navidad. La tradición sale de conmemorar los tres reyes católicos que fueron al pesebre del niño Jesús a llevarle los obsequios de incienso, oro y mirra.

Es por eso que se celebra entregándole obsequios a los niños. El día antes, los niños buscan grama, pasto o hierba y la ponen para los camellos con algo de agua para ayudarlos en el largo viaje alrededor del mundo llevando obsequios. De igual manera les dejan leche y galletas a los Reyes Magos para ayudarlos y mantenerlos alimentados en el camino. En algunos municipios se hacen actividades públicas donde personas se disfrazan de los Reyes Magos y llevan obsequios a los niños de su pueblo.  Muchas familias escogen este día como el final de la Navidad y comienzan a quitar los adornos de la casa y el árbol navideño.

 

La fiesta sigue después de Navidad

Sin embargo, los 8 días después del 7 de enero se celebran Las Octavitas que, aunque en un principio tenían raíces más religiosas, ahora se usan mayormente para seguir llevando parrandas y celebrando. Tradicionalmente, si te llevan una parranda y no estás en tu casa, se supone que le lleves una a la persona que te la llevó a ti. En estas parrandas se cantan canciones tradicionales y alegres usualmente acompañadas por guitarras y cuatros pero tambien se ven los calderos y latas; cualquier cosa que haga ruido y con la cual se pueda hacer música. Los dueños de la casa dan comida a los parranderos y bebidas tradicionales como el coquito y el ron.

La Navidad en Puerto Rico es una época de mucha música, muchas fiestas y mucha comida sabrosa en la cual se celebran las raíces religiosas de la mayoría del País pero también la satisfacción de dar y recibir obsequios, de tomarse un tiempo adicional para compartir en familia, de alimentar la imaginación y la ilusión de los niños  y de celebrar todo lo que significó el año que se va y todas las esperanzas que trae el nuevo año.

Pero como si fuese poco, pasadas las octavitas llegan las Fiestas de la Calle San Sebastián. A pesar de que estas no son fiestas de navidad per se, sí se celebran pasadas las octavitas y tanto locales como turistas llegan a la reconocida calle en San Juan donde continúan las fiestas, música y bebelata.

Así que anímensen a pasar unas navidades en Puerto Rico, que definitivamente hay mucho que hacer y gozar en la isla del encanto.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí