Puerto Rico rumbo a ser el estado 51 de los Estados Unidos

Afirman el Congreso ignorará resultados de la consulta de estatus

Congreso ignorará pedido de estadidad

Congreso ignorará pedido de estadidad

Según asesores legislativos en Washington, los resultados son una ficción estadística.

Según asesores legislativos en Washington, los resultados son una ficción estadística.

Temp. Season 2012 | 11/09/12 | 01:00  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Univision Puerto Rico Univision Puerto Rico

Congreso ignorará pedido de estadidad

Congreso ignorará pedido de estadidad

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Según asesores legislativos en Washington, los resultados son una ficción estadística.
11/09/12 | 01:00 Disponible hasta 11/09/12
Univision Puerto Rico

El pueblo habló en las urnas el pasado 6 de noviembre cuando, en adición la elecciones generales, se realizó una consulta de estatus.

En la misma, los puertorriqueños tuvieron que responder dos preguntas. En la primera, debían escoger si estaban de acuerdo o no con el estatus territorial actual. Ante esta solo tenían dos respuestas: Sí o No. Con un total de 934,238 votos para un 53.99% el pueblo votante dijo no estar de acuerdo con la actual relación territorial entre Puerto Rico y los Estados Unidos. Por su parte el Sí obtuvo 796,007 para un 46.01%.

En la segunda parte se preguntó sobre cual estatus prefieren los boricuas. Aquí eran tres opciones a escoger: Estadidad, Independencia o Estado Libre Soberano. En esta venció la opción de la Estadidad con un total de 802,179 de votos para un abrumador 61.15%. Por su parte, el Estado Libre Asociado Soberano obtuvo 436,997 votos y un 33.31% y la Independencia obtuvo el 5.53% con 72, 551 votos. Sin embargo, es precisamente el 61% el eje de la discordia.

A pesar de ganar la estadidad en el plebiscito, hubo un revés en la elección del nuevo gobernador para la isla. El incumbente, Luis Fortuño, quien es el Presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP) y es republicano quien apoya la avanzada de la isla a convertirse en estado, no revalidó. En su lugar, ganó su opositor, Alejandro García Padilla, actual senador del Partido Popular Democrático (PPD), partido padre del Estado Libre Asociado (ELA).

El PPD ganó igualmente en Cámara y Senado habiendo una nueva mayoría en la legislatura. Sin embargo, el cargo de Comisionado Residente continúa siendo del PNP con la revalidación de Pedro Pierluisi quien desde el 2008 representa a la isla en el Congreso.

Un gobierno semi compartido. No tan grave como en el 2004 cuando solo el gobernador de aquél entonces, Anibal Acevedo Vilá, pertenecía al PPD y el resto del gobierno era del partido contrario. No obstante, representa un nuevo reto en la isla.

¿Qué significa esto para Puerto Rico? Pues la isla ahora tendrá un gobernador que hizo un llamado a que votaran por el Sí en la primera pregunta y quien no cree en la estadidad. Pero el pueblo pidió lo contrario. Entonces, ¿qué pasos tomará este?

Ante cuestionamientos de si el compartir el gobierno con un comisionado de otro partido representa un reto para García Padilla, este dijo que no, que ambos están listos para trabajar para lo mejor para la isla. Sin embargo, Pierluisi dijo que defenderá a capa y espada la decisión del pueblo. García Padilla se amparó en el informe que emitió la Casa Blanca sobre el estatus en el cual desprestigió el proceso.

Ya se rumora que a pesar de que Puerto Rico dio un grito por la estadidad, este será ignorado por los Estados Unidos. García Padilla dijo que se tratará el tema de estatus pero que le concederá un año a Obama para que se trabaje el mismo antes de empezar con la Asamblea Constitucional de Status.

Sin embargo, este cree que “no va a tener ningún tipo de consecuencia”.  

 

Tenemos voz pero no voto

Los puertorriqueños tienen un comisionado residente en el congreso de los Estados Unidos pero la relación de este es un poco confusa para muchos. A pesar de que participa en las asambleas y los diferentes caucus,  este no tiene derecho al voto.

El comisionado residente, en esta ocasión Pedro Pierluisi, tiene los mismos poderes que los demás representantes en los Estados Unidos con la excepción de que  no puede votar en las sesiones en el hemiciclo de la Cámara si es que su voto es uno decisivo, lo que equivale a un voto nulo. En cambio, este sí puede integrarse y votar en las comisiones de la Cámara.

La falta de representacion mediante el voto en el hemiciclo ha sido una batalla constant desde que se le garantizó la ciudadanía a los puertorriqueños en el 1917.

La figura del comisionado, se ha visto como una que impulsa el solucionar el problema de estatus en la isla así como garantizar la mayor cantidad de beneficios para los puertorriqueños.

Según Pierluisi, dado que esta es la primera vez que se emite un voto tan contundente, “el congreso tendrá que atender esta petición”, recalcó. “Claramente el pueblo quiere acabar con la colonia y yo hare hasta lo imposible para cumplir con ese mandato” agregó el comisionado quien asegura que en estos momentos es la figura más importante dentro del PNP.

 

El Congreso ¿ignorará el referéndum?

Lo que revelan los resultados del plebiscito aparenta tener un pie de nota, esas letras pequeñas en negrilla al final de la página a tal punto que se cuestiona el peso y veracidad del mismo.

Cerca de medio millón de votantes dejaron la boleta en blanco mientras otro puñado decidió no votar en su totalidad. Sin embargo, como bien destacó el aun gobernador de la isla, Fortuño y el secretario de estado Kenneth McClintock, la democracia es de quien vota. “Si bien nos sucedió en el referéndum sobre la limitación de la fianza y la reducción de la legislatura, nada se puede hacer por quienes eligieron no votar. Ahora, aquí el resultado es claro. El pueblo habló y dijo claro No a la primera pregunta y escogió la estadidad como una segunda opción”.

Si bien es cierto que se hizo historia con los resultados de esta consulta, también es cierto que ya en Washington se rumora que esto no tendrá ningún peso. ¿A qué se debe esto? Todo depende de cómo se analicen los resultados.

Sobre 900,000 votantes, o cerca de un 54 por ciento de la población dijo “No” al estatus actual. Claramente hay un descontento, pero ¿es significativo? Para los novoprogresistas si lo es. Para los que apoyan el ELA y la Independencia así como para miembros del Congreso – según reportaron a The Hill – no lo es.

Fue un total de cerca de 1.3 milliones de votantes quienes participaron en los comicios del 6 de noviembre pero de estos unos 800,000, o el  61% escogieron la estadidad como opción. Pero es el número de papeletas en blanco a lo que hacen referencia cuando se trata de anular estos resultados. Unas 500 mil papeletas fueron dejadas en blanco por lo que muchos alegan que si al hacer los cálculos se restan estas papeletas en blanco, solo un 45.1% de la isla favorece la estadidad lo que no representaría un número determinante como para exigir un cambio en los EE.UU. Incluso hay quienes han catalogado estos resultados como “una ficción estadística”.

Ante esto, Pierluisi recalcó que eso son ideas de los populares quienes tartan de trangiversar la situación y dejó claro que “la bola está en la cancha del Congreso y tienen que responder a este pedido”.

Puerto Rico ha sido un territorio de los Estados Unidos por los pasados 114 años y a pesar de que en tres ocasiones anteriores se había realizado un censo similar, esta es la primera vez que se ve tal apoyo y reacción hacia la estadidad.

Ahora queda esperar que el recién electo gobernador, Alejandro García Padilla envíe la carta a Washington como lo determina la ley después de un proceso como este y que el Congreso reaccione.