Publicidad | Vea su anuncio aquí

Mi encuentro con Sixto Lezcano Curras uno de los grandes en béisbol

Roberto Arias junto a Sixto Lezcano Curras

El boricua de Manatí tiene aun una marca vigente en grandes ligas y es que ningún otro jugador, solo él, ha conectado home runs con bases llenas en juegos inaugurales en dos temporadas. Lo hizo en el 78 y en el 80.

- Roberto Arias/Flickr

Que tal amigos de la Fuerza Deportiva. Como les adelanté en mi último blog, otra de las grandes experiencias que disfrute en mis vacaciones en la Florida central fue la oportunidad de compartir por un buen rato con uno de nuestros grandes toletes en las mayores en las décadas del 70 y 80. Se trata de Sixto Lezcano Curras.

Resulta que tengo a Lezcano entre mis amigos en Facebook y una tarde le escribo sobre la posibilidad de reunirnos allá en Orlando para hablar de béisbol. Desde siuempre seguí su carrera. Recuerdo que registró su mejor campaña en 1979 al batear para .321 con 28 hrs y 101 carreras empujadas. Lo hizo con los Cerveceros de Milwaukee.

Tres temporadas más tarde trajo al plato 84, conectando para .289. El boricua de Manatí tiene aun una marca vigente en grandes ligas y es que ningún otro jugador, solo él, ha conectado home runs con bases llenas en juegos inaugurales en dos temporadas. Lo hizo en el 78 y en el 80.

Pues Sixto me envió su número por FB y nos encontramos en el Milenia Mall un viernes a las 5 pm. No ha cambiado mucho, solo que tiene el pelo blanco y que ha cogido un par de libras, pero todavía se conserva muy fuerte y atlético.

Me contó que se mantiene asistiendo al gimnasio y que ya cuenta con 5 nietas y de dos más que están en camino ya sabe que una de ellas también es hembrita... O sea, es un abuelo totalmente chancletero. Pero se ve muy feliz.

Desde que mi hermano Fernando y yo nos sentamos a dialogar con él, este mantuvo total control de nuestra conversación. Nos contó un mazo de anécdotas, entre ellas cuando a los 14 años vendía periódicos frente al colegio La Inmaculada en su querido pueblo para comprarse su primer guante Mc Gregor. Le costó $27 en aquel entonces.

Otra de sus vivencias que me cautivo fue que cuando tenía 8 añitos un líder recreativo le dijo que era muy chiquito para jugar al beisbol. Años más tarde esa misma persona le entregó una placa en un reconocimiento que le hizo su gente y al hacer uso de la palabra Lezcano le recordó lo que ese Señor le había dicho cuando niño. Bravo por Lezcano que utilizó ese comentario como incentivo para superarse y demostrar que la estatura no es importante y si el tamaño del corazón.

Nos habló de su relación con los boricuas Volanta Rodriguez, Chicken García y Edgardo Romero en Milwaukee y de varios altercados que sostuvo mientras era jugador. Entre cuento y cuento nos dieron las 9 de la noche.

Habíamos hablado, bueno Lezcano nos había hablado por 4 horas y para nosotros fueron como 10 minutos. Sixto nos hizo el día. Nos despedimos a las 9:09 con el compromiso de volvernos a ver para seguir nuestra conversación cuando el venga a la isla. Tremendo tipo. Grata experiencia.

Me pidió que les diera un saludo a todos los que aún lo recuerdan. Nos despedimos. Nosotros hacia el vehículo y el se perdió entre la multitud para buscar a su esposa de toda la vida. De 35 años de matrimonio....Luego la primera llamada que recibí al llegar a la isla fue de él para saludarme nuevamente. Sixto se botó....

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí