Publicidad | Vea su anuncio aquí

¿Qué piensa Pablo Casellas? ¿Por Jurado o Tribunal de Derecho?

Exigen explicación en caso Casellas

Exigen explicación en caso Casellas

Exigen explicación en caso Casellas
Univision Puerto Rico
Directo a juicio Pablo Casellas

VIDEO:  Directo a juicio Pablo Casellas - Univision Puerto Rico

Ver videos
Lectura de acusación contra Pablo Casellas

VIDEO:  Lectura de acusación contra Pablo Casellas - Univision Puerto Rico

Ver videos
Giro inesperado en Caso de Pablo Casellas

VIDEO:  Giro inesperado en Caso de Pablo Casellas - Univision Puerto Rico

Ver videos
Exfiscal Ernie Cabán discute caso Pablo Casellas

VIDEO:  Exfiscal Ernie Cabán discute caso Casellas - Univision Puerto Rico

Ver videos
Niegan algún acuerdo de culpabilidad

VIDEO:  Niegan algún acuerdo de culpabilidad - Univision Puerto Rico

Ver videos
Pablo Casellas ante la justicia

VIDEO:  Pablo Casellas ante la justicia - Univision Puerto Rico

Ver videos

El señor Pablo Casellas ha sido acusado por la comisión de varios delitos graves entre ellos, asesinato en primer grado, por haberle causado la muerte a su esposa según alega el Departamento de Justicia de Puerto Rico.  También se le acusa de disparar un arma de fuego, destruir evidencia y de mentirle a la policía, al alegar que fue víctima de un “carjacking”.

El pasado 10 de octubre se celebró el acto de lectura de acusación en la sala 606 del Tribunal Superior de Bayamón y se señaló el comienzo del juicio para el (13) de noviembre de 2012, utilizo las comillas para dejar claro que de seguro el 13 solo se llevará a cabo una vista de estatus de los procedimientos, esto por lo complicado de la prueba obtenida por el ministerio publico. 

Ello implica que el señor Casellas tendrá que tomar una decisión sumamente importante en esta etapa de su vida y es que tendrá que decidir cómo habrá de celebrarse su juicio, ¿por jurado o por tribunal de derecho?  La Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico en su Artículo II, Sección 11 dispone que “en los procesos por delito grave el acusado tendrá derecho a que su juicio se ventile ante un jurado imparcial compuesto por doce vecinos del distrito, quienes podrán rendir veredicto por mayoría de votos en el cual deberán concurrir no menos de nueve”.

 

Ahora bien, el acusado puede renunciar a ese derecho y optar porque su juicio se celebre por tribunal de derecho, o sea por el juez, siempre y cuando esa renuncia sea hecha de forma válida, expresa e inteligentemente.  Esa decisión que aparenta ser sencilla es mucho más complicada de lo que parece.  Para ello señor Casellas tendrá que analizar entre muchos factores, quién es el juez, cuál es su trayectoria, si tiene la inclinación de resolver los casos a favor del Ministerio Público, cuál es la opinión pública, a favor de quién gira esa opinión pública, si el caso ha sido prejuzgado debido a la cobertura noticiosa, cuáles son las oportunidades de prevalecer de una forma o la otra.   Como indicamos, es complicada la decisión a tomar por el señor Casellas.

Se trata de un caso que no es común ni corriente, es un caso atípico donde el Ministerio Público no cuenta con prueba directa que incrimine ni relacione al señor Casellas con los delitos por los cuales se le acusa.  Por el contrario, el Ministerio Público tendrá que hacer malabares para en su día, para tratar de probar más allá de duda razonable la culpabilidad del señor Casellas utilizando para ello prueba indirecta y/o circunstancial, para validar la teoría que el señor Casellas es el autor de los hechos que se le imputan.

El juez que habrá de presidir el juicio del señor Casellas, es el Honorable José J. Ramírez Lluch. Ramírez Lluch es una persona joven que fue fiscal de la División de Delitos Económicos en el Departamento de Justicia y que fue nombrado y confirmado juez superior en el año 2007, siendo asignado al Tribunal Superior de Arecibo y posteriormente en el 2010 fue trasladado al Tribunal Superior de Bayamón. Son evidentes – al menos para muchos – que las aspiraciones del Hon. Juez Ramírez Lluch son las de seguir escalando peldaños en su carrera profesional, quien sabe si aspirando a ocupar una posición en el Tribunal Apelativo o incluso en el Tribunal Supremo.

La otra pregunta que surge ante este análisis, es si el Hon. Juez Ramírez Lluch, tomando en consideración la opinión pública, la presión que ha generado este caso y sus aspiraciones en la rama judicial, tendrá el valor para absolver al señor Pablo Casellas si los fiscales no prueban su culpabilidad más allá de duda razonable.

No podemos olvidar la vía crucis por el que pasó el Hon. Juez Juan J. Delgado quien presidió la primera parte del juicio de la llamada masacre de Pájaros, el cual luego de absolver a los allí acusados fue objeto de todo tipo de señalamientos y de investigaciones.  Tanto el Departamento de Justicia como la fiscal de distrito de Bayamón en ese entonces fueron inmisericordes con él y a pesar de que salió airoso de todas las investigaciones y señalamientos éticos que se le hicieron, ello le costó lo que posiblemente más atesoraba, su posición en la rama judicial y su buena reputación.  La pregunta que nos hacemos es si estaría entonces el Hon. Juez Ramírez Lluch dispuesto a pasar por semejante calvario,  y la respuesta es casi obligada, lamentablemente entendemos que no.  El hecho cierto es que se necesita de mucho, pero mucho valor para tomar la decisión de absolver al señor Casellas, si ese fuese el caso, enfrentar la reacción del gobierno y hasta de la misma Oficina de Administración de Tribunales entre otros sectores.

Por otro lado, se trata además de un caso que ha recibido una extensa cobertura mediática, lo que a su vez ha generado una fuerte opinión pública en contra del señor Casellas y eso él tendrá que sopesarlo al momento de decidir cómo se celebrará su juicio.  Eso complica el panorama judicial, toda vez que será sumamente difícil escoger un jurado que pueda juzgarlo de forma justa e imparcial como exige la ley.

Aunque parezca irónico, la opción de que el juicio del señor Casellas se celebre ante un jurado aparenta ser la más sabia de las alternativas.  En primer lugar él tendrá la oportunidad de seleccionar el jurado que mejor pueda juzgar su caso de la forma más imparcial posible, en segundo lugar, el jurado está compuesto de doce personas de las cuales al menos nueve tienen que estar de acuerdo en cuanto a la culpabilidad o no culpabilidad del señor Casellas y en tercer lugar, se trata de un caso en donde la fiscalía tendrá que probar su teoría que el señor Casellas es la persona que cometió los delitos que se le imputan, sin evidencia directa que lo involucre o le incrimine, por lo que esa tarea será una sumamente difícil.

Sea cual sea la decisión que tome el señor Casellas, lo cierto es que no basta que el Ministerio Público diga que tiene un caso solido sino que tendrá que realizar un esfuerzo extraordinario para tratar de prevalecer en el tribunal, porque no podemos pasar por alto, el hecho que el señor Casellas también cuenta con un equipo de defensa experimentado, lo que augura una dura batalla para el Departamento de Justicia.  Ahora bien, ¿Qué piensas que hará Casellas? Si estuvieras en su situación ¿Qué harías tu?  Yo auguro, que veremos al señor Pablo Casellas defendiéndose de los cargos que se le imputan ante un JURADO compuesto por 12 puertorriqueños, que pueden ser “guaynabitos”, que tendrán ante sí su futuro.

¡Hagan sus apuestas!

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí